Selección adversa

« Back to Glossary Index

El aseguramiento privado, motivado por criterios de rentabilidad económica, tiende a adoptar prácticas que pueden excluir a los asegurados considerados como los más costosos para la compañía. Este grupo incluye a aquellos individuos que enfrentan mayores riesgos de salud o que son más propensos a experimentar siniestros. En otras palabras, las aseguradoras privadas tienden a seleccionar cuidadosamente a la población a la que ofrecen cobertura, evitando a aquellos que podrían generar mayores costos o pérdidas financieras para la empresa.

Este fenómeno, conocido como selección adversa en el ámbito de los seguros, se traduce en una situación en la que las personas con mayor riesgo de enfermedad o accidente tienen más probabilidades de buscar cobertura, mientras que las personas con menor riesgo tienden a evitar o rechazar la cobertura del seguro. Como resultado, las aseguradoras pueden enfrentar una carga desproporcionada de clientes con mayores riesgos, lo que puede llevar a un aumento de los costos y, en última instancia, a una disminución de la rentabilidad.

Para contrarrestar este efecto, algunas aseguradoras privadas aplican estrategias como establecer primas más altas para ciertos grupos de asegurados considerados de mayor riesgo, limitar la cobertura para ciertas condiciones preexistentes o incluso negar la cobertura a individuos con historial médico complejo. Estas prácticas, aunque pueden ser comprensibles desde el punto de vista económico de la empresa, plantean dilemas éticos y sociales, ya que pueden dejar a ciertos grupos de personas sin acceso a servicios de salud adecuados debido a su estado de salud o historial médico.

« Back to Glossary Index